ESP / CAT / ENG
VIC 1911. TIERRA DE EMBUTIDOS.

Embotits Espina se crea en Vic en 1911. En esta ciudad y su comarca, la gente viene elaborando embutidos desde hace siglos.
En este mismo entorno se crían cerdos de gran pureza y calidad genética, con una óptima proporción entre el magro y la grasa. La cercanía entre las explotaciones agrarias, la cabaña porcina, los mataderos y el productor cárnico garantizan la frescura de la materia prima y la buena calidad del producto final.
Desde su creación, la pequeña empresa familiar Embotits Espina se ha ido transformando, adoptando las nuevas tecnologías y creciendo en tamaño, aunque conservando siempre con mimo las tradiciones de los procesos de elaboración de cada producto.
La familia Espina ofrece un sello de embutidos de primera calidad, respaldado por la sabiduría y la experiencia transmitidas a lo largo de cuatro generaciones. Durante casi un siglo de vida, la empresa ha perfeccionado diversas técnicas de tratamiento del embutido de cerdo, innovando en recetas y presentaciones, y destacándose como marca especialista en jamones cocidos.
Tras una exhaustiva modernización tecnológica, hoy Embutidos Espina está presente en los principales mercados de toda Europa.

 
Hemos crecido con vosotros.

La figura del charcutero es el eslabón más cercano y familiar para el consumidor, la fuente que inspira mayor confianza al cliente. A pesar de que en la últma década Embotits Espina se ha posicionado en grandes puntos de venta a nivel internacional, siempre nos hemos guiado según los criterios de los charcuteros. Sus opiniones acerca de nuestros productos han sido una referencia esencial para nuestra empresa. Gracias a estos profesionales, críticos expertos en materia de embutidos, seguimos mejorando nuestros productos y servicios día a día.
Recién envasado.

Adaptándose a la diversidad del consumidor actual y a sus diferentes hábitos de compra, Espina presenta sus productos en distintos formatos y porciones: piezas enteras, loncheados - disponibles en múltiples gramajes y condiciones de conservación -, lonchas finas, cintas, barras industriales y lonchas en bandejas para la hostelería.
El compromiso de Espina con la calidad final de nuestros jamones y embutidos nos lleva a ser muy exigentes con los procesos de corte y envasado de lonchas. La tecnología punta de nuestras salas blancas garantiza, protege y mantiene intactas las propiedades de nuestros productos; respetando por encima de todo, aromas, sabores y texturas hasta el momento de su consumo recomendado.
Tecnología punta
al servicio del producto.

Espina aplica la mejor tecnología siempre al servicio de la tradición del producto. Sólo respetando los sabores y las esencias de las materias primas conseguimos productos nobles y coherentes con nuestra historia y nuestro entorno.
Las instalaciones de Embotits Espina, con dos plantas de 30.000 m2 dedicadas a los cocidos, loncheados y curados, cuentan con una tecnología moderna y precisa en constante actualización. Nuestra producción es impecable en lo que respecta a los controles higiénicos y sanitarios de cada proceso. Cumpliendo las normativas ISO, Espina ofrece calidad y servicio de principio a fin.Como expertos en el proceso industrial de los productos del cerdo y de su comercialización, en Embotits Espina intentamos supervisar cada etapa de la cadena de suministro. Por ello nuestros controles de calidad siguen la trazabilidad de los productos durante todo su curso, desde la entrada de las materias primas hasta su llegada a la cesta de la compra del cliente.